La sesión de fotos con el traje de comunión se puede hacer antes de la comunión, para entregar como recordatorio una de las fotos o para decorar el restaurante con éstas. Pero personalmente creo que es mejor hacerlas una vez haya pasado el día de la comunión, para estar más relajados y no estar pensando en si se ensucia el traje.

 

Como todas, se hacen en exteriores, el campo y la playa son los sitios preferidos para hacer este tipo de sesiones. Al atardecer, como siempre. En la sesión de fotos pueden participar padres, hermanos, abuela, incluso el perro. Podemos aprovechar para hacer alguna foto con algo de ropa más informal.