Es una de las sesiones que más recomiendo hacer. Aunque no te gusten las fotos, aunque creas que no eres fotogénica, hazla. Es un momento único e irrepetible y es bonito poder recordarlo con unas fotos especiales, tanto en pareja o sola, o si ya tienes hijos que también participen ellos. El momento idóneo para hacer las fotos lo tiene que decidir la embarazada principalmente. Normalmente a partir de la semana 32 que la barriga ya se puede ver en todo su esplendor. Cada embarazo es un mundo, así que cada una elige cuando se siente mejor, pero sí que debería de evitar las últimas semanas, ya que se suele sentir más pesada e incómoda. Otro motivo por el cual no me esperaría a las últimas semanas es por si tenemos que aplazar la sesión por mal tiempo y  termina naciendo el bebé antes de haber hecho las fotos, sería una pena. Como todas las sesiones, las realizo en exterior, pero si te apetece hacerlas en casa no habría problema